Book and Bubbly

by

Mi primer libro, un gozo burbujeante. Historia de feminidad, celebración y estilo con Chandon. 

Vanessa Rosales

Fotografía: Angélica Moreno

Mujeres Vestidas no es una guía de estilo ni un inventario de axiomas que sugieran formas de vestimenta – es un libro de ensayos pequeños, que combinan la historia, la teoría y una forma pensativa de considerar la moda actual. Aunque está más presente que nunca gracias a su ubicuidad digital, en Colombia, en muchos sentidos, la moda como tema sigue siendo visto como un asunto de entretenimiento y no una fuerza o expresión cultural. Este tipo de literatura sobre moda busca darle a un tema largamente percibido como frívolo, secundario, banal (y por todas las anteriores, femenino), la sustancia y la hondura que puede tener si se afina la mirada.

También es una forma de afirmar que ese tema que tanto se asocia a lo femenino es un terreno de pensamiento.

13 capítulos. 13 ensayos.

Entre mis favoritos está el de la relación entre mujer y espejo; el de moda y cine; el de hombres; el del feminismo. El último está dedicado a la moda colombiana.

Erase una vez cuando la moda me apasionaba, me deslumbraba, me hinchaba el pecho.

La surqué toda.

Era joven. Más de una década atrás. Internet y los blogs eran una novedad. La juventud bogotana se alzaba ante mi mirada cartagenera como una promesa de expresión urbana; había patrones y sitios ligados a géneros musicales. La revolución digital empezaba apenas en el contexto colombiano.

La #moda. La buceé entera. Me sumergí completa en la inquieta cacería de discernirla e interpretarla.

Cazadora de lo cool; columnista; periodista; editora; crítica; analista; productora; asesora.

Cuando dejé las revistas, y me aventuré a la independencia digital, me adjudicaron el término bloguera. La esfera digital es ingrata – todo lo diluye y traga.

Vogue. Diners. Fucsia. El Heraldo. Summus. Exclama. Buenos Aires, Bogotá, Nueva York, Parsons. Historia y teoría. Perfiles. Reseñas de pasarelas. Narrativas digitales. Entrar a los armarios de las chicas más estilosas. Entrevisas, cubrimientos, escritura, siempre escribirla para entenderla. Asesora de reinas. Consultora para marcas. Conferencista sobre teorías del estilo. Una tesis sobre lo digital. Posar con ropas en escenarios diversos; inventarse un concepto con el caribe como piedra angular. Ensayos. Videos. Representaciones de marca. Todo ello.

Ahora la moda es una especie de piel pesada, que en su mudanza, no me va.

Es un tema manoseado, frecuentemente vacuo, sus destellos revolucionarios de la era digital se han diluido en feminidades superfluas, cargadas de banalidad; el discurso del siglo XX se ha agotado. Su democracia en cuanto imagen digital, accesible sin esfuerzo, la ha hecho un tema que muchos ven pero del cual pocos realmente saben.

Y de fondo, entre sus aguas y mi buceo, el fin último era hacer del tema algo que tuviese peso intelectual. Los intelectuales colombianos siguen viéndola, a la #moda, como un temita secundario, para se reseñado sin profundidad, sin debate intelectual.

La moda siempre fue excusa para escribir. Sobre cultura, sobre feminidad, sobre cine, sobre el zeitgeist.

Que Mujeres Vestidas sea motivo para que la intelectualidad colombiana vea la moda como tema de reflexión cultural.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *