Tiempo de Selfies

by

4 vía pinterest_0

Contenido exclusivo para el blog de NAF NAF, Le Style Naf Naf.

Todas las épocas tienen palabras que las definen. La palabra hashtag, por ejemplo, nos evoca el reinado inicial de una plataforma como Twitter y la lógica de un lenguaje que ha ido creciendo y haciéndose cotidiano con la tecnología. Alta Costura era un término que, en otras épocas, era sinónimo exclusivo de moda – cuando todo lo demás era ropa o remedo. Así también, la palabra selfie, que tan bien conocemos, es una que se ha ido instalando entre nosotras como la consecuencia de la interacción diaria con lo digital.

Selfie, como tantas saben, es un género de fotografía digital donde la persona se autorretrata. Por lo general, la foto se hace al extender el brazo y al dar clic a la cámara del teléfono celular. Como su nombre revela de manera inmediata, selfie es una palabra que deriva de la palabra self, es decir “yo”, y que hace énfasis justo en eso: en la vanidad, el narcisismo, la atención a uno mismo. Pero una selfie es algo más: es un síntoma de nuestra cultura, es un indicador de lo digital y es una expresión de un tiempo en el que, gracias a las tecnologías digitales, cualquiera puede ser productor y no sólo consumidor de imágenes.

Una de las características del Internet es que ha hecho posible el acceso incansable a informaciones e imágenes. Pero también ha hecho que cualquier pueda opinar, expresarse, interpretar, crear y, en este caso, producir imágenes y fotografías.

Una mirada un poco más profunda de la selfie permite, por ejemplo, atarla a una modalidad del arte clásico: el autorretrato. Muchos fueron los artistas que se pintaron o plasmaron a sí mismos a través de su medio particular. Y autorretratarse es un acto de autorreconocimiento, tal vez de celebración personal, una afirmación de identidad, una manera de saberse individuo.

Pero, poder autorretratarse de manera constante puede aumentar también el narcisismo. Y sin embargo, para las mujeres, también ha sido una forma sin precedentes de libertad. ¿Por qué?

Durante siglos, las imágenes que existían de mujeres eran hechas casi de manera exclusiva por hombres y desde la mirada masculina. Pinturas al óleo, placas, fotografías, cine – todas fueron hechas mucho tiempo por ellos. Desde hace unas décadas, las mujeres comenzaron a tomar control sobre su imagen, es cierto, pero las tecnologías digitales llevaron eso a un nivel mucho más potente.

Poder voltear la cámara de un Smartphone y mirarse como si fuera un espejo. Poder hacerse incontables fotos hasta estar satisfecha, de frente o ante el espejo. Transferir las imágenes a la pantalla del computador como si fuera un espejo y al estilo de las blogueras. Poder decidir cómo verse en las imágenes que proyecta en su espacio virtual. Hacerse una foto y compartirla de inmediato con el mundo virtual. Todas son posibilidades de nuestro tiempo. Todas muestran que, como nunca antes, las mujeres están en control de su imagen, pueden representarse a sí mismas como quieran, desde su mirada y perspectiva.

Pero, una selfie, ¿libera? ¿Poder tomarse tantas fotos sin restricción, es una bendición o una limitación para las mujeres de hoy? La respuesta no es una sola ni tampoco sencilla.

Por un lado, controlar su imagen si es una forma de poderío para las mujeres de hoy. Ellas pueden decidir qué y cómo proyectarse. Pero, tal vez, el exceso de apariencia, la saturación de imágenes trae dos cosas adicionales: más formas de medirse y compararse, más formas de vigilarse a sí mismas. Depender solo de la imagen para sentir su identidad es uno de los temas contra los que más ha batallado la libertad femenina.

Así que las selfies tienen, como todo, tanto espinas como facetas positivas. Dan control sobre nuestra imagen pero pueden causar un exceso de narcisismo, algo de banalidad, demasiado enfoque en las superficies.

La diferencia y el sentido está en lo que una mujer le imprima.

¿Para ti las selfies son superficialidad o libertad?

– Leer más en: http://blog.nafnaf.com.co/content/tiempo-de-selfies?page=1

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *