La Moda y la desesperación

by

12009548_10153258123883867_3234723460080559304_n
Una fascinante reflexión del filósofo Soren Kierkeegard – abreviada por Lars Svendsen -sobre el uso de la ‪#‎moda‬ como modelo de vida:

El esteta (o fashionista) se caracteriza por la inmediatez, en el sentido en que depende de todo aquello que le rodea. Vive en un estado de desesperación.
Este desespero tiene dos motivos: Primero, su vida tiene algo que tiene mucho que ver con el azar y lo efímero – ese mundo externo puede deshacerse en cualquier momento. La vida del ser de moda puede ser exitosa, si todo lo externo se conserva — Pero todo eso está hecho de arena y puede colapsar, decepcionarlo de repente.
Lo segundo, esta dependencia de lo externo niega algo sobre el humano: que es un ser espirirual. Y esa negación crea una gran melancolía. (Han visto los ojos de Chiara Feragni últimamente?) El ser de Moda (o fashionista) busca algo sólido que contrarreste su flujo de cambio constante. (Cambio de ropa, de tendencias, de bienes). Vive sin continuidad. Busca un punto de vista que le de algo de solidez.  El cambio para eso, dicta Kierkegaard, es hacia la ética. El ser de ética se escoge a sí mismo, sin renunciar a la estética o a la vida externa, — pero sí fija un punto fijo en su vida interna.
El cambio se da en la relación que tiene con las cosas externas y sí mismo(a). No renuncia a la moda, pero no basa su identidad en la moda – tiene una relación independiente a ella. **Un gran espejo para el sentir personal que por estos días genera en mi la moda, y su mascarada de apariencias.
La Moda es mascarada es frase de la deslumbrante Elizabeth Wilson.

Sep 17, 2015

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *