Mujer y su cartera: Tatiana Prime Leather

by

IMG_8903copy

Una cartera es un componente vital en el vestir de una mujer y en sus más variados estilismos. Objeto de deseo, ideal de una época, símbolo de lujo, también es un objeto donde se mezcla siempre función y ornamento. Historias visuales con Tatiana Luna, creadora de carteras para la mujer de estilo colombiana, latina, global, del presente.

Vanessa Rosales

Fotos: Juan Moore

Cartera: Tatiana Luna Prime Leather

Escenario: Maison Privat

Cuando una mujer decide vestirse, construye una visión. Esa visión suele tener dos grandes pilares. Por un lado, función – es decir, ocasión, clima, actividad, movimiento, longitud de la experiencia. Y también está hecha de los poderes que contiene el ornamento – deseos, sensaciones, mentalidad, influencias, fantasías, sueños.

Esa visión está hecha de componentes calculados que suman una imagen completa: la del estilismo que amalgama la mujer en cuestión. Un look siempre es una ecuación. Una afirmación visual. Ensamblarlo es construir una frase: se juntan ciertas palabras, con pausas y fuerzas, se conjugan piezas y líneas, colores y siluetas, accesorios y objetos. Al final, la mujer ha hilvanado una visión para su propio reflejo (el espejo) y para los ojos de otros.

En los detalles de esa composición existe siempre un elemento marcadamente femenino, una insignia de mujer: la cartera. (Pensemos como los hombres pueden sentirse ofendidos al tener que cargar una objeto tan rotundamente femenino en alguna ocasión extraordinaria o de urgencia). Las carteras son, como las faldas y el labial, emblemas femeninos.

Una cartera es un territorio donde se encuentran la funcionalidad y el ornamento. Es uno de los puntos expresivos del idioma que hace también un estilismo concreto. Los accesorios o complementos pueden leerse de esa manera: como puntos de expresión, de exclamación, como una tilde o un énfasis.

En el lente femenino, una cartera es un objeto de deseo, un símbolo de mujer, un signo de lujo, una pieza para la funcionalidad de una vida activa, un componente casi esencial en cualquier estilismo. Como un par de zapatos, una cartera puede generar un giro de foco en una imagen de estilo. Puede ser una forma de representar un ideal estético (pensemos en cómo Chanel, al perder múltiples sobre de fiesta, decidió agregar una confortable cadena para colgar la cartera en vez de cargarla consigo, en las manos, bajo el riesgo de extraviarla siempre). Pensemos en cómo hay oleadas de fervor hacia ciertas carteras (las alas o la silueta trapecio de Céline, las herraduras legibles de Proenza Schouler).

Pero una cartera también es un recinto íntimo, un pequeño lugar donde se puede descubrir el retrato de una mujer, donde puede leerse más sobre ella a través de sus objetos imprescindibles, en eso que porta con ella, en su vestir, en su vida.

IMG_8882copy IMG_8885copyIMG_8890copyIMG_8904copy IMG_8894copy

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *