The Meaning of Cool

by

1

Una reflexión visual sobre un concepto atemporal y siempre presente en los asuntos del estilo. Daniela López y Andrés Hernández son un dúo de mejores amigos que encarnan algunos de los ideales estéticos de la actual generación del país: urbanidad digital, influencias retro, estilizaciones mixtas, sensibilidad musical y la gracia para crearse a sí mismos a través de la representación visual y vestir.

Fotos: Juan Moore
Locación: Johnny Rocket’s
Algunas prendas son de JUAN 

Vanessa Rosales

6Escuché alguna vez que estar ante la presencia de lo cool es, con precisa similitud, una experiencia casi idéntica a la de experimentar el amor a primera vista. Es decir, un relámpago certero que no exige definiciones ni verbos, que no puede puntualizarse con exactitud y que se reconoce con la fulminante cualidad que tiene lo instantáneo. Ante el amor y ante lo cool, simplemente se sabe y punto. Son reconocimientos inefables. Y sin embargo, lo cool, – como la belleza misma o las razones de atracción -, bien puede ser uno de los términos más elusivos posibles. Su abanico de significados y posibilidades es notoriamente diverso, ambiguo e increíblemente retador de precisar con palabras. Es fácil de reconocer pero no necesariamente algo que se consigue describir.
Conflicto.

El segundo problema con esta reflexión viene de la misma palabra que pretende discernir. Cool es una palabra en inglés, un anglicismo que puede tener un efecto de esnobismo o antipatía, una palabra que no tiene traducción. Aún cuando se haga el intento más aplicado, ninguna disección o explicación puede reemplazar el adjetivo, tan breve, tan contundente y tan preciso. Chévere no es lo mismo.

5

¿Qué es cool y qué significa? ¿Es válido el concepto en un mundo de estilo que todo lo permite? ¿Es un ideal que pese aún? ¿Cómo detectarlo y quién lo determina?

Entrar en su terreno implica navegar un hilo de significados muy distintos. Cool bien podía ser la aspiración de un adolescente a quien correspondió el movimiento pélvico de Elvis, o tal vez, las primeras puntadas del rockabilly, o la visión de un hombre fornido y forajido – Marlon Brando – envuelto en chaqueta de cuero, camiseta blanca y jeans. Tal vez era la actitud estética, el ligero descuido, el aire de desdén de un James Dean. O tal vez fueron los gestos visibles del adolescente en Londres, con el rostro herido por nodrizas, líneas negras en los ojos y un conspicuo vestir que parecía querer herir o detener con agresividad la mirada de otros que lo percibían. 3

Y cool también puede ser un sentido de emoción restringida, o el uso frecuente del contrapunto, un chillido metálico del jazz o el hombre negro, de traje lustroso, en el trance adolorido de una trompeta que emana los estallidos de suavidad magnética. Cool cat era una expresión común en la jerga del jazz desde sus inicios y se refería a las formas desentendidas o felinas que tiene alguien con la actitud estética que clasifica dentro del adjetivo. De la misma manera, el adjetivo puede aplicar para una persona inconsciente de su vestir, con cierto aire impersonal, con un aura de que todo en él o ella es una composición sin cálculo, sin intención, una espontaneidad descuidada que llama porque contiene una autenticidad sin pose, libre de artificio. Tal vez es la cadencia del DJ sobre su máquina, conjuntando sonoridades, con chaqueta de cuero motociclista, alentado los estados sensoriales de su audiencia, sumida en una oscuridad electrizada.

O puede ser una mujer apropiándose de elementos sartoriales masculinos, apoyándose en la autoconfianza que genera cierto gesto – como meter la mano en los bolsillos, como sentir la piel confortable con la ropa encima. Y siempre, siempre puede ser una chaqueta de cuero, aterciopelada y negra, con su ligero brillo, el recordatorio preciso de que ella, esa pieza eterna, como lo cool mismo, puede ser un símbolo sin sustancia o, por el contrario, el símbolo exaltado de muchos tipos de expresión genuina, donde hay electricidad sensible, libertad de espíritu y un dejo centelleante de rebeldía.4

Ni Daniela ni Andrés son personas de moda directamente, en inglés, me disculpan, fashion people. Son criaturas estéticamente creadoras y sensibles – ella ingeniera, él abogado. Ambos hacedores de imagen. (Vestirse es hacer imágenes, auto representarse en la esfera digital es hacer imágenes efímeras). Y tienen además una cualidad que sostengo como un atributo llamativo de nuestro país: no son bogotanos, sino de Bucaramanga y de la provincia de Ocaña de manera respectiva. Y por ende, la prueba de esa premisa de Joan Manuel Serrat que dictaba que para ser global había que ser profundamente provinciano. Su presencia fulmina con el reconocimiento instantáneo de que el adjetivo les va sin poder sostener la descripción de razones precisas. 

8

79

 

 


1 Response
  • Diana
    March 20, 2016

    cool? Yo solo veo copia de tendencias. Niños que ven blog y tienen buen ojo. No veo narrativa y personas creativas. Solo internet bien usado. Hay cosas chéveres en wsto pero definitvamente poco tiene que ver con los significados múltiples de cool.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *