Labios Rojos

by

30 Betty Draper, en Mad Men, viathecheapgirl

Contenido exclusivo para el blog de NAF NAF, Le Style Naf Naf.

Entre las muchas cosas que apasionan a algunas mujeres está la moda – un mundo cuyo motor es el cambio y la transformación. Pero además de tener un apetito constante por la renovación, la moda también es un dominio que se expande a otras partes del ser mujer: el pelo, la cosmética, los gestos, las poses y hasta la manera de fotografía que retrata todo lo que concierne estos temas.

Moda cubre todos esos detalles que forman nuestra estética.

La moda ama el cambio, ha alterado a las mujeres de incontables formas, y sin embargo, ella va dejando sellos. Marcas, símbolos, iconos, como queramos llamarlos – son temas de lo femenino que tienen una fuerza diferente, una que parece estar más allá de las circunstancias y los caprichos del cambio.

Pero, ¿si la moda persigue siempre lo variable, qué hace que algunos de sus sellos se mantengan? ¿Por qué regresan o, mejor aún, por qué parecen mantenerse constantes? ¿Cuál es su encanto, en qué consiste su magia? ¿Por qué se ven tan relevantes siempre?

Tal vez uno de los sellos que mejor cumple estos rasgos pueden ser los labios que han sido adornados por el rojo de un labial fuerte. Boca roja. Red lipstick. Rouge, como se podría decir en francés.

Se dice que Cleopatra, el enigmático icono egipcio, aplastaba insectos para extraer de ellos un tono rojizo con que avivar sus labios. Los óleos más deslumbrantes de la Reina Isabel, donde aparece forrada en perlas y con todo su esplendor de vestimenta, la muestran con la boca roja y pintada. La pintura a lo largo del tiempo rescataba instantes de mujeres – no siempre de reputación muy confiable – con los labios pintados de carmesí o escarlata.

Las artistas del cine mudo, pese a estar siempre cubiertas por el velo del blanco y el negro, animaban sus gestos silenciosos con labial rojo también. Aparecían en las revistas de la época con la boca pintada, que aparecía para muchos bajo el efecto del gris fotográfico. Y cuando el mundo visual se encendió con el color del Technicolor, grandes iconos del Hollywood clásico aparecían tanto en filmes como en retratos para revistas con la boca de rojo.

Miramos los archivos de la moda y la boca roja aparece en los lugares y temas más distintos. Usado por Madonna, o por Cindy Crawford, sello de Jessica Rabbit, el personaje animado; usado en el cine de los 40 para connotar a la mujer seductriz, la femme fatale, tanto como a la parisina más chic – desde la misma Chanel hasta Inés de la Fressange y hoy, Jeanne Damas. Como parte del look de la mujer noventera, pero de finanzas y ejecutiva; incluido en citas famosas para mujeres y estilo (“Si te sientes triste, ponte más lipstick y ataca” – “Belleza para mi es estar cómoda en mi propia piel. Eso o un lipstick rojo asesino”).

Y hoy, los looks de día, de alfombra roja, de realidad o de fantasía pueden incluir como toque expresivo y exclamativo una boca roja, intensa, carmesí. Entre tantos lugares, como símbolo de tantas cosas, común en tantas épocas y entre tanto tipo de mujeres ¿qué significa, al final, el uso del labial rojo?

En eso está su maravilla: el labial rojo es plural como símbolo, puede significar poder, seducción, elegancia, inteligencia, glamour, audacia, pasión. Puede ser una manera de alegrarse, de avivar un look simple, un camino hacia la elegancia ultra-femenina. La boca roja es un símbolo de mujer, de todo lo que eso puede significar eso, de todos los sentidos que puede tener una sola cosa en muchos estilos, de la magia que tiene algo que se mantiene a través del tiempo y puede ser interpretado de maneras tan distintas.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *