Reencuentro con una pluma ~

by

12439065_10153455622468867_3328257552559227573_n
Leí a Kureishi por primera vez en 2006. Cedí a su prosa hechizante con el corto pero punzante libro que es ‘Intimidad’. Unos meses después, el hechizo incrementó cuando me topé con ‘El Buda de los Suburbios’, el libro que me mostró su agilidad para hilvanar lemas tan diversos como la identidad, el amor, la existencia urbana, el rock n roll y las afiliaciones estéticas.
Luego vinieron relatos, ‘Amor en tiempos tristes’ y otro libro, ‘El Regalo de Gabriel’. Pero entonces vino también mi desencuentro con la literatura, un mundo que entonces se me antojó indeseado cuando percibí su desdén por los temas femeninos, por los asuntos de la estética y que mostraba una notoria preferencia, a veces camuflada pero palpable, por los hombres – sus obras, sus visiones, sus palabras. Y me separé de la prosa, de ciertos paisajes; leer novelas, un hábito fervorosamente cultivado desde la niñez, se volvió intermitente.

Ahora regreso a ciertos hábitos, revivo viejos terrenos, siempre propios y familiares. Es, seguramente, el resultado de un tiempo largo inmersa en el mundo de las apariencias, a las cuales he intentado dotar de hondura y significado a través de la escritura, el ensayo, y el estudio teórico, así como el entendimiento de su pasado.
Este retorno, a ciertas plumas, a viejos hábitos, es el efecto de perseguir un cauce; el hilo invisible y denso que me acompaña desde temprano: amor, fervor, frenesí, pasión por la palabra, escrita, sellada, en tinta, en hojas que pasan y se absorben, en frases, en sus muchos cauces.

Recién terminé ‘La Última Palabra’, avanzo ahora en ‘Algo que contarte’. Kureishi estará en Cartagena, en el ‪#‎HayFestival‬, a finales de enero, donde estaré, alegremente, escuchando.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *