¿Qué hace que una tendencia se vuelva apetecida?

by

Screen Shot 2016-01-25 at 9.51.14 PM

¿Qué fuerzas invisibles operan adentro de esa musa y potencia que es la moda para que una prenda se vuelva un patrón entre tantas mujeres? ¿Y por qué hay algo emocionante en hacer parte de una tendencia de estilo?

Hace más de cien años, uno de los primeros pensadores en escribir sobre moda dijo que ella despierta un impulso doble en quien se interesa en ella: las ganas de pertenecer y las ganas de distinguirse al mismo tiempo. Si sigues la moda al pie de la letra, literalmente, eres una víctima de ella – si eres demasiado diferente a sus dictámenes eres un outsider tal vez ya muy excéntrico. Así que la seguidora de moda debe navegar esta contradicción constante y medir, con una sutileza tremenda, el balance entre seguir el credo e imprimirle su propio sello.

Para que una pieza, una combinación, una silueta o un objeto de moda se convierta en tendencia puede que llegar a formarse una especie de cóctel de circunstancias. Algo tan básico como que la pieza en tendencia es simplemente una respuesta contraria a lo que estuvo de moda en la temporada anterior. O que es otoño y se retoma algún color habitual, o que se recicla alguna idea de otro momento. Los motivos de la moda no son tan exactos ni tan fáciles de leer, están llenos de velocidad y de contradicción. Pero hay algo más que alimenta que una pieza se vuelva objeto de deseo, patrón de vestir y hábito entre muchas mujeres: las imágenes del momento.

Si empezamos a ver, con frecuencia, en distintos lugares, y en mujeres que tienen creatividad para vestirse una misma prenda, la suma de las imágenes irá creando una referencia. Ver una prenda en otra mujer puede hacernos verla con apetito para tenerla. Verla en una mujer de influencia puede hacer que la sintamos legítima y necesaria de tener. Verla en muchas imágenes puede hacer que sintamos la necesidad de usarla también. 
Si las imágenes que nos rodean ayudan a formar las tendencias de moda del momento, ¿qué sucede en una época digital, donde las imágenes van con nosotras en nuestros bolsillos y nuestras carteras? Una tendencia puede hacerse aún más visible, para muchas más mujeres. 

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *