Pantone dressing in the tropics

by

Screen Shot 2016-01-08 at 9.41.05 PM
Es increíble comprobar cómo los sentimientos pueden tener efectos a veces más intensos que las mismas apariencias.  

Si una mujer se siente pobremente vestida, o si hay en su ropa los destellos de una decepción o una tristeza, todo en su look puede ser pulido o bonito, pero el efecto no será igual de certero. Si hay sombra de duda hacia ella misma, si se siente ligeramente desmotivada, su look puede ser bello, sus ropas bien combinadas, su ensamble contemporáneo y a la moda, pero es posible que esa sombra salga entre las prendas. Y que tiña la energía, los movimientos, las poses y los gestos de la mujer. Es posible que se perciba más aquello que la ropa bonita que lleva puesta.

Por el contrario, pasa también que a veces en tenis, libre de o con poco maquillaje, con algo plano y básico, una mujer pueda sentirse libre y conquistadora. Más fuerte y rutilante, más confiada en sí misma y en todo lo que la envuelve. 
A veces ni lo uno ni lo otro. A veces el ensamble va acompañado de sentimiento de confianza y fuerza. Tanto el look más desenfadado y confortable como el más calculado y compuesto.  Para comprobar esto basta con verificarnos en esos momentos. Basta con refrescar esos momentos en que los sentimientos fueron más fuertes que la ropa que llevamos puesta. Incluso, a veces nos vemos en una foto de otro momento, vemos la ropa, nos admiramos por ella y lo que recordamos es la sensación que tuvimos ese día, vestidas de esa manera.

En el Caribe, mi sentir sartorial es mucho más fluido.

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *