Moda y Música

by

Screen Shot 2016-01-11 at 11.01.42 AM


La triste pérdida de 
#DavidBowie nos refresca el fascinante vínculo y los maravillosos hilos que existen entre moda y música, entre estilos de vestir y géneros sonoros. 
En ‘Velvet Goldmine’, un film de 1998, la ansiedad de un jovencito ubicado en la Londres setentera merma únicamente cuando logra escapar el vestir convencional, y cuando afuera, en las calles, se camufla correctamente entre una juventud alentada por la androginia centelleante que imponía Ziggy Stardust en aquel momento. 
En ‘C.R.A.Z.Y’, otro film, hecho en Quebec, en 2005, el chico central, que en su travesía de autoconocimiento lucha contra la homofobia en una familia de cuatro hermanos más, en los 60, se ampara también en las tardes post colegiales, en la intimidad de una habitación al ritmo de Bowie, cuya sinuosa musicalidad y performance estético brinda un alivio a sus brumosos reconocimientos de identidad.

En ‘El Buda de los Suburbios’, Hanif Kureishi, describe la misma Londres que se encontraba bajo la estela del Bowie del momento. Veinte años más tarde, el mismo Bowie haría una canción para la banda sonora de la versión televisiva de la novela de Kureishi.

Pocos músicos en la historia moderna demostraron tanto ingenio para el performance estético. Sus distintos personajes, sus imborrables momentos de vestimenta, recuerdan cómo la apariencia, el estilismo, el performance a través del vestir, conectan con tantos otros temas: sexualidad, identidad, ideales, creencias, cambios, cultura, posibilidades, espíritu de una época.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *