Estilo con Poder (Empowered Style)

by

Notas de estilo con Ragged para las mujeres que buscan looks con poder personal.

Vanessa Rosales

¿Cómo se viste una mujer que quiere sentirse poderosa? ¿Qué es poder para la mente femenina? ¿Vestirse con poder es adaptar estilos masculinos?

Una astróloga y coach muy famosa en nuestro tiempo ha dicho que el poder femenino no consiste en ser dura, ni en ser “una mujer con pantalones” o con tener una energía agresiva. El poder femenino radica en reconocer nuestro lado más femenino y conectarnos con ese poder interno que nos permite ser auténticas. Es decir, poder significa ser nosotras mismas. Suaves para algunas cosas, combativas para otras. Feroces en algunas ocasiones, delicadas y receptivas en otras.

¿Cómo se viste una mujer que quiere sentirse poderosa?

¿Se pone cuero? ¿Se pinta la boca de rojo? ¿Va toda de negro? ¿Recurre a unos altos tacones?

Una cosa es cierta para todo lo que tiene que ver con las mujeres y la ropa: la forma importa mucho, pero el efecto de la moda es más genuino cuando expresa algo sobre el fondo.

Así que vestirse de manera poderosa sí puede significar usar todas las anteriores. Depende del ánimo. De la mujer. De cómo lo use.

A veces el complemento más certero, la verdadera fuente de poder es la comodidad. No sólo porque la ropa en sí sea cómoda, es decir, que vaya con juste preciso a su cuerpo, que la deje moverse, que se adapte a la ocasión a la que va a asistir – se trata de una comodidad que va más allá: que tiene que ver con sentirse cómoda en su propia piel, con ser ella misma.

Hay piezas que por supuesto ayudan a reforzar esa maravillosa sensación de confianza y posesión que tiene una mujer cuando se siente vestida poderosamente.

Los enterizos. Esa mezcla fantástica entre los pantalones y los vestidos. Que llevan a una mujer hasta la noche después de un largo día. Que son precisos para los tantos llamados de vestir que tiene la mujer que tiene una vida activa. Con espíritu y tono militar la conectan con tendencias presentes. Son cómodos, flexibles y no necesitan demasiado estilismo. Si se agregan perlas se logra un contraste que suaviza.

Las gabardinas o trench coats – esa pieza que ha sido parte del vestir masculino y femenino. Sinónimo de misterio en las películas en blanco y negro de Hollywood. Pieza favorita de algunos de sus grandes iconos. En otras palabras, una prenda que destila estilo atemporal.

Poderosa puede ser si es reinventada con detalles de cuero y si se maximiza con piezas simples y unas botas dramáticas. Un efecto cómodo pero audaz.

Hay prendas que permiten experimentar confort y confianza en sí. Pero hay algo más que aplica siempre a todo lo que tiene que ver con nosotras y cómo nos vestimos. Una mujer buscar lo que la hace sentir poderosa a ella y sólo a ella de manera particular.

Para unas puede ser estar en la planicie, para otras sacrificar un poco de movilidad pero sentirse largas y magníficas. Para unas puede ser prestar piezas masculinas y aportarles algo de feminidad. Para otras simplicidad y boca encendida.

Vestirse poderosamente significa buscar lo que nos conecta con nosotras mismas.

1 IMG_9470 DSC_2888 CSC_2955 CSC_2873-copy 6

CSC_2948 CSC_2947 8

IMG_9473

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *