by

Screen Shot 2015-10-08 at 10.37.16 PM

Las seguidoras dedicadas de la moda saben que ‘moda’ va más allá de la ropa. Que la moda implica el acto de vestirse pero también la acción de mirar. Vestirse bellamente es uno de los anhelos profundos de toda seguidora de moda, pero ver imágenes con mujeres exquisitamente vestidas también es parte de la relación que tenemos las mujeres con la moda. Además de brindarnos estilos para vestirnos, la moda también es un lenguaje hecho de imágenes.

Cuando nos vestimos nos convertimos en una imagen. Cuando miramos imágenes entramos en el dominio de lo que es considerado moda en el momento en que vivimos. Y toda época tiene un sistema de imágenes particular que ofrece lo que se venera como moda actual.

Hoy, deslizamos nuestros dedos en pantallas planas y en manera de instantes vemos – así sea a medias – lo que está sucediendo en New York Fashion Week. Podemos ver pasarelas en vivo sentadas frente a nuestros computadores desde cualquier lugar. Miramos blogs a nuestro antojo, en nuestros momentos libres o a lo largo del día. Instagram nos empapa de los acontecimientos de la moda actual con pequeñas fotografías cuadradas que relatan, sin hilo narrativo, lo que es moda para muchas personas y en muchísimas partes.

Pero erase una vez cuando las mujeres iban a cine para enterarse de lo que era moda. Cuando tenían que esperar al estreno de un gran film y sentarse a oscuras en un teatro para ver cuáles eran los lineamientos estilísticos del momento.

Las estrellas cinematográficas, esas grandes sirenas de la pantalla grande, pertenecían al puñado privilegiado de mujeres que usaban lo que era moda elevada. En pantalla iban vestidas por grandes vestuaristas como Edith Head y Gilbert Adrian. Y esos instantes inolvidables de moda eran copiados frenéticamente por tienda masivas y por millares de mujeres que emulaban lo que una icónica sirena usaba.

Aquellos instantes podían incluir a Joan Crawford con siluetas afiladas y columnas sensuales con brillo; Katharine Hepburn imponiendo su estilo de pantalones deportivos. 
Estas imágenes en movimiento eran lo que son hoy para nosotras las instantáneas digitales. Hacían a las mujeres de entonces soñar con un vestir magnífico ~

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *