Sobre la Moda y su historia

by

11060905_10153242459643867_1390746496945033412_n

Hace unos días el New York Times publicó una pequeña reflexión del prolífico Guy Trebay sobre cómo y por qué los desfiles solían ser divertidos.

El comienzo del circuito global de pasarelas es un buen momento para pensar brevemente sobre lo fundamental que es la historia para entender la moda actual y sus dinámicas.

La moda era divertida, dice Trebay, no porque él y su camada eran jóvenes, sino porque era pequeña, un tema tribal – había gozo en el hallazgo de talento y un disfrute fervoroso en la creación de belleza. En los 90 había emoción genuina por ver lo que los diseñadores iban a presentar, había anticipación ante el espectáculo y la novedad.

En ese contexto dice también, nació la figura del crítico de moda: cuya función era revelar el lenguaje extranjero de los diseñadores. Los críticos traducían las ideas. La creación de ideas subsisten pero, según Trebay, no serán en estas próximas cuatro semanas ni asombrosas, ni extrañas, ni retos conceptuales, ni serán políticamente incorrectas o desafíos de poco interés comercial.
Una de las cosas más emocionantes era la expectación, que, según algunos diseñadores, ha sido asesinada por las redes sociales. Instagram, dice Trebay, asesinó la revelación.
Y los riesgos creativos dejaron de ser prioridad, dando paso a cierta prudencia fiscal o financiera. Y la moda se basa hoy en un asunto mucho más corporativo y la fabricación de marcas personales.

Es común que estos críticos, plumas deslumbrantes y verdaderos testigos de la moda en los últimos veinte o treinta años, caigan en este romanticismo de que la moda, antes, era mejor. Más espontánea. Más real.
Hay que tener cuidado con romantizar el pasado. Toda época, sin excepción, tiene sus ambigüedades. La tecnología, la masificación visual, la importancia corporativa – todo ha tenido un efecto en la moda actual. No hay espacio aquí para diseccionarlo.

Pero la moda de hoy es simplemente distinta. Y hay que entenderla en su especificidad, comprenderla como el fruto de una progresión que viene del pasado, pero bajo la luz de este momento particular. Conocer su historia para entender mejor su presente es crucial.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *