Recuerdos de Barranquilla

by

IMG_7707

Barranquilla siempre ha sido un paisaje importante en mis objetos afectivos. No es que su paisaje visual sea particularmente bello o extraordinario – en términos, por ejemplo, de arquitectura o campo estético inmediato; (aunque las casas del Viejo Prado sean un testimonio de poder visual). Mí sentir por Barranquilla tiene que ver más con las vibraciones de su condición singular, moderna y portuaria. Barranquilla es aquel nido del Caribe colombiano que, a diferencia de Cartagena, de estirpe colonial, brota en la era de la post-industrialización. Cuando el sentido de ser moderno había entrado ya en las corrientes de la conciencia humana. La colisión de un flujo migratorio, hecho de europeos, judíos y árabes con ese sentido de modernidad, y la humeante, vaporosa tierra de sol despiadado, creó un paisaje singular compuesto de modernismo y atraso.
Ninguna gente en Colombia se me ha antojado tan proclive a lo avanzado como la barranquillera, capaces de gustos estéticos, musicales y sensoriales desarrollados; y al tiempo habitantes de un dominio no exento de los asuntos del atraso; el calor, el patriarcalismo, el comportamiento tribal, el afán de ser conspicuo a través del uso visible de lo foráneo. Ningún evento camufla las escaleras sociales colombianas con tanto esplendor como el Carnaval; una pausa donde todos son Uno, sin casta, ni raza.
Una pausa que de manera simultánea, con su hechizo, borra y conserva el orden social año tras año, tiempo tras tiempo. Ninguna mujer en Colombia, como la barranquillera, parece tan apta para el estilo que tiene marca tanto de excentricidad como de elegancia, y también cierto sentido de homogeneidad, de propagación de la misma estampa. Barranquilla tiene ese espíritu colombiano de paradoja bella, suculenta e inevitable: mecida por el calor espeso y la inercia del atraso, sacudida y salpicada por sus individuos modernos, con lo que parece una condición del alma afilada.
Barranquilla es una maravilla colombiana, mi segunda casa en el Caribe nacional.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *