¿Para qué sirve la belleza?

by

11889421_10153200871178867_1242282163262608383_n

Quien la caza calculada e inconscientemente reconoce en el encuentro con ella una forma de sentirse vivo, a gusto con la existencia. 
Para el filósofo Richard Scrutton, la belleza, que durante siglos fue el fin último del arte – mostrar el mundo en sus dimensiones reales pero vivificadoras – es una forma de encontrarse con el sentido que se esconde en las cosas. De la misma manera, en su perspectiva está la creencia de que en el mundo moderno y democrático que nos envuelve, para muchos resulta incómodo hablar de buen o mal gusto. De belleza y su expresión contraria. Pego para el pensador, la historia ha demostrado que más allá de esa incomodidad, la belleza puede ser una fuente y necesidad poderosa en la experiencia humana.

Para Scrutton, la belleza es el encuentro con la esfera iluminada de la contemplación, ver al mundo desde la armoniosa aceptación, da forma silenciosa a nuestras visiones, alentando una visión de armonía contenida en la médula de las cosas que experimentamos y vemos.

En ese sentido, la belleza es una forma de sentirse vivo. Cuando la experimentamos, el encuentro es inmediato y personal; buscarla y cazarla es una necesidad espiritual, nos permite buscar nuestro lugar en un mundo objetivo, lleno también de agobio y dolor. 
Para él, la belleza parece estar por fuera del orden natural. Pero ella está también en las cosas más ordinarias y mundanas.

Encontrarse con la belleza es como estar ante la presencia de algo, dice él, que es más vasto y significativo que nuestros intereses y deseos presentes. Percibimos la realidad de algo precioso y misterioso, que nos permite sentir que algo es y no es de este mundo al mismo tiempo. Es el encuentro con algo sagrado.

Esas líneas de pensamiento pueden ser espejo para aquellos que cazan la belleza en su vida y su trabajo, no como mera forma, no como apariencia pura, sino como aquello que, con sus múltiples formas, hincha de sentido las cosas, la experiencia del mundo, haciendo que la vida se presente fulgurante y llena de sentido y propósito.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *