Mujeres Símbolo:

by

11885196_10153186629238867_4062720322438194618_n

Las mujeres que han tenido un efecto en nosotras, en nuestros apetitos estéticos, nuestro prisma sensible, nuestras aspiraciones y visiones de nosotras mismas. Que son espejos en nuestra propia línea vital femenina. Que nos reflejan – en lo afirmativo y en lo contrario – detalles sobre nuestro ser.

Una de ellas, Clarice Lispector. Ucraniana caribeña. Felina y llena de gracia actoral, de mujer de pantalla, de diva. Los periodistas la comparan con Virginie Woolfe y Marlene Dietrich. Fundía pensamiento y glamour. Era demostración de que una mujer que cultiva ciertos performances de lo que se ha dicho es femenino también podía cosechar la capacidad para definir al mundo con palabras y su forma de tejer ideas: dejándose ir como una cascada, una hilera de sentimientos que son también imágenes y deducciones racionales. ‘Un (a) escritora es un ser en cuya sensibilidad está fundida la dualidad de interioridad y mundo externo’, escribió Judith Thurman.
Esa dualidad, de estar adentro y afuera, observadora y actriz, outsider y partícipe, la nombró ella misma así: “Como si yo buscara no aprovechar la vida más inmediata, pero sí la más profunda, lo que me da dos modos de ser: en vida, observo mucho, soy activa en las observaciones, tengo sentido del ridículo, del buen humor, de la ironía, y tomo partido. Escribiendo, tengo observaciones por así decirlo, pasivas, tan interiores que se escriben al mismo tiempo que son sentidas, casi sin lo que se denomina proceso (…)”

Mi pluma en Arcadia con ella como musa en 2012: http://www.revistaarcadia.com/especiales/feria-internacional-del-libro-de-bogota-2012/articulo/la-extranjera/28112

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *