Vestirse para la mirada

by

11707525_10153121099888867_1972080411400202134_n

Vestirse para la mirada intensa de la camada de la moda difiere siempre de cualquier impulso de vestir ordenado por la necesidad, la función o ese ánimo simplista que llega, por ejemplo, los días que añoramos trascender la consciencia de cómo aparentamos al mundo que nos ve en la superficie. Implica rituales de pose, ánimos de impacto, apetito de admiración, ánimo de convertirse en imagen.

Implica acciones de detallismo, darle forma a una alquimia que reconoce lo que el paisaje celebra como ideal, el lenguaje visual que hemos desarrollado, los contornos del cuerpo propio y también del alma. Vestirse para la mirada de la moda implica, a veces, desafiar las formas del cuerpo y acoger siluetas que lo transformen en volumen y visión que invita a ser observada.

La camada de la moda colombiana de seguro habrá iniciado ya sus propios rituales. Sus procesos de composición. Su consciencia festiva que tiene versión material en la gran semana de la moda colombiana.

La cacería por sus bellezas inicia en este prisma la otra semana. Hoy, pequeña anticipación, con pizcas etéreas y botánicas, con romance de Caribe urbanizado, con garbo gitano y fervor de trópico hechizado. Blusa ensoñadora de @dianabuelvas, joyería exuberante y magnifica de @lizaecheverryjewelry, postal narrada por @thelessosmore_

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *