La Chaquetita Negra

by

CABEZOTE_BLOG-17MAY15

Contenido exclusivo para el blog de NAF NAF, Le Style Naf Naf.

¿Cómo hace algo – o alguien – para reinventarse sin parar? ¿Es posible lograr algo así? Desde sus comienzos, la moda ha perseguido justo eso: inventar e inventar sin fin. Pero sería sensato pensar que, en algún momento, la novedad tenía que llegar a un punto limitado. Que en algún momento se tenía que volver imposible crear algo enteramente nuevo de por sí. Cuando lo nuevo dejó de ser un camino posible, surgió entonces lo que estamos viviendo en la moda desde la década del setenta: formas extraordinarias de reinventar lo que ya existe.

Cuando Coco Chanel brotó como una flor de novedad en la escena de la moda de París, no estaba exactamente inventando algo de la nada. Uno de los dones de Chanel fue hacer lo que muchos otros de su época estaban haciendo también, pero de una forma única, que reflejaba su propia vida. Lo más imponente de Chanel fue su capacidad de crear una filosofía y de enseñarnos que el estilo, a diferencia de la moda, no pierde fuerza. Se mantiene. Siempre está vivo. Siempre puede rehacerse.

Cuando Mademoiselle regresó a las filas de la alta moda, en 1954, luego de haber cerrado la casa durante la ocupación de París en la Segunda Guerra, volvió para sellar en los archivos de la moda un tipo de look que aún hoy se mantiene como referente: el traje tipo Chanel, compuesto de una falda y una chaquetita de paño. Desde antes, Chanel ya había coqueteado con los poderes de esta chaquetita, hecha de cortes rectos, su borde encima de la cadera, su paño un préstamo de los materiales de los hombres, su poder: permitir que las mujeres de su momento se movieran cómoda y libremente.

Décadas después, la chaquetita negra de Chanel se mantiene como una de las piezas más chic del estilo y su universo. Va con falda de paño o con jeans, azules o negros; funciona para las aceras de Nueva York o para las oficinas de Bogotá; luce bien en mujeres jóvenes o de edad más avanzada; se adapta a un look de día o a uno de noche también. Es prueba precisa de las enseñanzas más inquebrantables de Chanel: lo que tiene estilo sobrevive el tiempo y se reinventa con él.

Desde 1983, quien interpreta y mantiene viva a Chanel es Karl Lagerfeld. Es él quien tiene en sus manos el portentoso reto de mantener los ritmos entre las modas de los tiempos y un estilo eterno. Ahora, Chanel era una filósofa del estilo; Lagerfeld es un provocador. Un hombre hábil para el entretenimiento.

En 2013, Lagerfeld se alió con otro agente de la provocación, otra francesa que sabe combinar los sutiles hilos entre estilo y entretenimiento: Carine Roitfeld. Juntos iniciaron la tarea de refrescar, renovar y reinventar aquella pieza eterna, tan simbólica de la filosofía de Chanel. La idea era demostrar los alcances tan distintos que podía tener la pieza. Carine estilizó más de cien looks. Lagerfeld los retrató en fotografías de blanco y negro. Y la chaquetita negra, mostrada en looks con aire rock n roll, en mujeres embarazadas, en actrices glamorosas, en estilismos caprichosos y fantásticos, extendió su terreno predecible y pasó incluso a cuerpos de hombres como Alexander Wang y Kanye West.

El resultado del provocador experimento fue un libro, “The Little Black Jacket Book” y una exhibición con las fotografías de Lagerfeld. En una de ellas, la misma Carine posa como Coco Chanel, llena de perlas, coronada con un sombrero, escondida en las sombras del claroscuro y el gris. Que hayan sido más de cien las imágenes logradas con una sola pieza es un reflejo vivo de que reinventar algo de incontables formas es posible cuando, como con Chanel, es estilo que se mantiene siempre presente.

– Leer más en: http://blog.nafnaf.com.co/content/la-chaquetita-negra-de-chanel#sthash.HegQaMVE.dpuf

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *