Domingo de Escritura

by

Screen-Shot-2015-05-12-at-10.08

Domingo de Escritura: Imagen de un experimento que recuerda y aflora en mi pluma la creencia, siempre palpitante, de que la feminidad es un performance. Esa idea, verbalizada por la gran Judith Thurman, tiene eco en otras plumas como las de Elizabeth Wilson, quien en los ochenta irrumpió en la escena para ser una de las pensadoras que se encargó de disolver la distorsionada convicción de algunas corrientes feministas de que la ornamentación es una prisión en la experiencia femenina. En el prisma de Wilson, la moda, con su capacidad para que la mujer se transforme, fantasee y juegue, puede ser más un gesto de subversión que un conformismo dócil. Y la practicalidad, tan convocada por algunos opositores de la moda de otros momentos, bien puede estar implícita siempre en el acto de vestirse, pero ornamentarse poco tiene que ver con ese realismo de función; y está mucho más ligado a lo simbólico, al juego, a la representación. Una mujer se encuentra a si misma, y con frecuencia, en la posición de performer. En lo mundano, este performance puede ser más inconsciente, más una cuestión de moldear su apariencia según las experiencias sociales que tiene. Pero hay veces que el performance es más extraordinario, de cierto modo más escénico. Una composición más consciente, con fines más precisos, con normas donde se encuentran la rebeldía y la convención, la adaptación o el acto de hacerse individuo. Pronto, en la revista Novias, mi reflexión, visual y escrita, sobre un performance femenino que comprende lo anterior. – Mi look Caribbean Chic va compuesto de exquisito top de @lealdaccarett y aretes de @azuluoficial

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *