Abanico y Acuarela

by

Screen-Shot-2015-05-08-at-6.20

Mujer Soleada, de Abanico y Acuarela. Anne Hollander escribió: “cualquier imagen de una mujer es una extensión de su espejo”. Y también: “Así como el vínculo entre las mujeres y sus imágenes, la afinidad entre mujeres y sus ropas parece más antigua y profunda que aquella que tienen los hombres frente al tema, más misteriosa y primordial”. Una imagen puede ser, entonces, una forma de extender la mirada interna que tiene una mujer de ella. Mirada que se afina con el tiempo y más cuando transita un camino de aprender a percibirse con su propio sentido de mirada. Qué dicen las ropas de una mujer cuando la simbolizan en ese performance que es su feminidad, cuando se expone a otras miradas? Pueden ser también extensiones de ella, una orquestación placentera, un ejercicio de llevar a lo material temas que están en su aspecto simbólico e interno – y bien puede eso ser una delicia para una mujer; simbolizarse a sí misma a través de sus elecciones, composiciones y performance estético. Las miradas que aquí llegan me saben caribeña, dueña de un peculiar eclecticismo donde se encuentra el flamenco, el son, el bolero, la salsa, el rocanrol, lo urbano, lo criollo, la feminidad citadina y marítima también, me saben – tal vez – digital y visual, pero también definida por las letras, la escritura y el papel; me reconocen armada de abanicos, pieza que en otras eras era lenguaje clandestino de mujer, que es función y belleza, gesto femenino de dama de provincia caribeña. Un placer de la feminidad; extender nuestro ser a nuestras ropas, imágenes y objetos. –  Vestido de acuarela digital de @silviatcherassi, aretes @lizaecheverryjewelry, cartera @ballen_pellettiere

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *