Cosas que amo ponerme

by

Screen Shot 2015-04-15 at 7.37.45 PM

Cosas que amo ponerme: una chaqueta de cuero negra, aterciopelada, con corte motociclista, perfecta. Un placer que me permite Bogotá y que me cohíbe mi Caribe. Una pieza que usé incontables días neoyorquinos mientras las temperaturas lo permitían. Un ítem de estilo sobre el que escribí en varias ocasiones en Fashion Studies, analizando su poder de relevancia, su lugar de origen, sus múltiples significados, su asociación a la rebeldía y el rock n roll y su posición actual de símbolo; cargado de historia y a la vez carente de contenido. Un objeto que tiene tanto que ver con el Bowery decadente neoyorquino como con lo chic de París; que es armadura para el recién llegado a las aceras neoyorquinas; que es forma instantánea de aportar un elemento de poder y filo a los ensambles más distintos. Pocas piezas tienen tanto significado y tanto poder de símbolo. En Nueva York, usándola casi a diario, creando mi coraza contra la dureza citadina, descubrí que mi condición de caribeña había acogido con poderoso amor esta prenda que no es ni será nunca dominio del vestir Caribe. Tal vez mi amor por ella viene de haber visto cientos de veces “Grease”, de niña. Muchas mujeres tienen una prenda que tendrían multiplicada en su armario sin restricción. A la que acuden cuando precisan sentirse ellas mismas; o sentirse más poderosas a través del acto de vestirse. La chaqueta de cuero es eso para mi. Y simboliza mi amor también rotundo por el rock n roll. Ella y los abanicos son mis dos grandes símbolos. Vestirse con sustancia implica reflejarse a si misma en la ropa que se usa.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *