Rosas para el Alma

by

Rosas para el alma – Christian Dior comparó con frecuencia a las flores con las mujeres. Tal vez porque ambas tienen la capacidad de florecer, con los lapsos y las transformaciones temporales; porque florecen en situaciones adversas e insospechadas. La visión de las flores tiene un efecto iluminador en la mujer que se rodea de ellas. Y una mujer florece cuando adquiere conocimiento de sí misma; cuando se observa con la mirada propia y menos a través de las miradas posibles y externas. Cuando traza las estampas, temerarias y delicadas, para navegar su individualidad. Ese es un largo florecer, que varía según los estadios del tiempo pero que lleva como hilo constante la variabilidad femenina entre la fuerza y la vulnerabilidad. Aquí florecen mis nuevos proyectos, el avance de una página fresca como escritora, creativa y mujer. Una siembra donde persisten las semillas sembradas en el Concurso Nacional de Belleza; donde brota la visión de #Inédito @ineditomag; donde mi pluma – empapada ya de un estado más florecido – se prepara para formatos más hondos y grandes; un capítulo donde sigue la mirada teórica e histórica, observante, que propone más avances en la compresión y expresión de una identidad estética colombiana. En esta página, florece también la capacidad de verme como mujer a través de un espejo intangible; difícil de atener – aquel en que una mujer se ve a si misma sin aprobaciones externas, con la delicadeza femenina de reconocerse y admitirse imperfecta pero asertivamente agradecida con su propio ser. Capítulo de florecimiento femenino.

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *