La Era de la Interpretación

by

CABEZOTE_LA-ERA-DE-LA-INTERPRETACION17ENE15Moda y mujeres son dos palabras que desde hace siglos van entrelazadas. La moda refleja siempre lo que sucede en la vida de las mujeres y las mujeres usan la moda para reflejar cosas sobre la época en que viven.

Durante algún tiempo, moda era un tema tanto de hombres como de mujeres; pero después de la Revolución Francesa y con el ascenso del mercantilismo capitalista, la moda pasó a ser un asunto casi exclusivamente femenino. La creencia ancló tan profundamente que apenas ahora y hasta hace poco, la moda comienza a ser un tema igualmente válido en el mundo masculino.

Si hay algo emocionante entre la ecuación que se teje entre moda y mujeres es la forma cómo una mirada a las imágenes y ropas de otra era nos dan pistas para imaginarnos cómo vivían las mujeres de otros tiempos. La ropa, sin duda, habla sobre las vanidades femeninas, el acto de embellecerse, el temperamento estético que crea el paisaje social, cultural y económico de ciertas eras. Pero la ropa revela mucho sobre las posibilidades en la vida femenina.

Las placas de moda del siglo 18, por ejemplo, nos muestran mujeres con faldas enormes y aparatosas; vestidos que seguramente necesitaban ponerse con la ayuda de una o varias asistentes. Ropa que muestra que las mujeres vivían en el confort del hogar y que rara vez transitaban la calle a solas. Las fotografías del siglo y la década del 20, nos hablan ya de mujeres que hacían cosas que eran más usuales para los hombres. Las ropas en Europa durante los 40, nos revelan looks más sobrios debido al ánimo y la escasez material de la guerra. Las modas de los 60 hablan sobre el furor de la individualidad y el sensualismo.

Antes, la moda era como un gran credo; una serie de reglas a las cuales las mujeres se ceñían de manera religiosa y homogéneamente. Esa dinámica cambió en los 70, con la llegada de muchas cosas, entre ellas del feminismo, cuando se partió para siempre la idea de que la moda era una “gran voz” de instrucciones para las mujeres. Incluso la revista VOGUE cambió su tono, bajo el mando de Grace Mirabella. Y se habló, por primera vez, de la interpretación – de usar la moda según los moldes de la vida de la mujer.

Si preguntamos a nuestras madres, tías y abuelas sobre cómo se experimentaba la moda en su época, probablemente nos dirán que era un sistema más estricto, que las cosas entraban y salían de tendencia, que la que usara la tendencia equivocada cometía una especie de herejía. Pero la historia de la moda ha evolucionado hasta un presente en el que la interpretación es la gran esencia del estilo.

Se vale todo. Ya nada ‘entra’ y ‘sale’ completamente de la esfera de la moda. Las tendencias no duran seis meses. Hay tantas colecciones al año que se vuelve cada vez más difícil hablar de temporadas. La rapidez entre producción, consumo e imagen es tan vertiginosa que todo se mezcla, todo se vuelve válido y lo que importa es cómo lo interpretamos.

Las mujeres de hoy son intérpretes más que seguidoras de la moda. Y eso habla mucho sobre cómo es la moda de hoy; mixta, llena de contradicciones, aceptante de todos los estilos, formas y siluetas.

Pero eso habla también sobre cómo las mujeres están viviendo un momento emocionante en la historia, un momento inédito que permite que las mujeres expresen sus complejidades, sus bellas contradicciones, sus gustos variados y eclécticos. La intérprete de la moda hace parte también de ese exuberante y rico abanico de variedad que implica ser mujer. Nada más emocionante que sabernos parte de este momento donde interpretamos y no seguimos, donde podemos ser la mujer que se nos antoje ser.

– Leer más en: http://blog.nafnaf.com.co/content/la-era-de-la-interpretaci%C3%B3n#sthash.ACsYLAPz.dpuf

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *