by

Screen Shot 2015-01-31 at 3.43.39 PM

Oro y amarillo son componentes esenciales en la paleta cromática colombiana. El gusto inevitable por el negro deviene también de inclinaciones por la simplicidad, y por la marca simbólica de Chanel, y por las experiencias urbanas en una biografía sartorial. Composiciones de una feminidad que tiene origen tropical e influencias metropolitanas. Nuestro vestir también es, a veces consciente o inconscientemente, un ensamble de referentes biográficos. Cartera de @michubags; oro, perla y amatista de @lizaecheverryjewelry y fulgor dorado de @paulamendozajewelry – 

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *