El Arte Parisino de Ser Mujer

by

CABEZOTE_EL-ARTE-PARISINODE-SER-MUJER11ENE15

Contenido exclusivo para el blog de Naf Naf, Le Style Naf Naf.

Las seguidoras dedicadas de la moda pueden haberse enterado ya que hace poco salió un libro llamado “How To Be Parisian Wherever You Are”. Escrito por cuatro parisinas icónicas, se encuentra entre ellas Caroline de Maiyet, una de esas francesas altas, espigadas, que siempre luce un poco despeinada, recurre poco al maquillaje y basa su sentido de lo chic en un desparpajado confort.

De Maiyet tiene además esa cualidad indescriptible de la francesa influyente que no parece esforzarse demasiado por la apariencia, y entre sus distintas actuaciones en la vida han estado el modelaje, la producción musical y, sobre todo, la capacidad para encarnar aquello que desde tan atrás como el siglo 18 admiramos en la mujer parisina: un ‘no sé qué’, que incluye la gracia de la mujer que es poderosamente atractiva sin ser presa de lo artificial.

La moda de hoy puede suceder y venir de cualquier parte; mientras que en el pasado, la moda era sinónimo exclusivo de París. Pero la ampliación de los orígenes del estilo no han erradicado el hecho de que las parisinas tienen un don para el estilo, y que ese don va más allá de la estética, las hace maestras en el arte de las impresiones duraderas y hace que logren sintonizar estilo con sustancia. El no sé qué de la parisina se oculta también en el talento para alinear lo externo con lo interno femenino.

El libro, fluido y en tono narrativo, incluye aforismos de las filosofías del vivir y del vestir de la parisina. “Sé consciente de tus cualidades y de tus fallas. Cultívalas en privada sin obsesionarte.” “Hazlo ver fácil. Todo debe parecer sin esfuerzo y cargado de gracia.” “Tu look siempre debe tener algo descuidado – el diablo está en los detalles”. “Respira profundo y mantenlo simple”.

Cuenta con humor lo que no habrá nunca en el armario de una parisina: logos, botas UGG, una cartera de diseñador falsa – porque, dice el libro, como los senos falsos, no se pueden arreglar las inseguridades a través de las falsificaciones.

Habla sobre la importancia del gozo de vivir o el ‘joie de vivre’ para criar a los hijos y sobre la fuerza que tiene un ítem insigne en la vida de una mujer. En vez de gastar siempre en renovaciones del armario, en vez de alardear ropa de diseñador, lo que una mujer necesita es una prenda o ítem que sean como su firma. Una prenda que la haga sentir fuerte siempre que lo necesita.

El libro es un delicioso recuerdo de que las mujeres, todas, como las parisinas, somos seres de contradicción, que encontramos mejores resultados en lo simple, que nos sentimos más nosotras sin tanto artificio, de que debemos concentrar nuestras neurosis con humor y de que una apariencia demasiado calculada o producida no es un placer sino una prisión.

Las colombianas no tenemos, ni debemos tener, los cuerpos y las alturas de las parisinas, ni sus hábitos de vida metropolitana, o sus gustos y sus ideales de vida. Pero las parisinas tienen grandes y bellas lecciones para la mujer latina. Y este libro, con sus mensajes divertidos y sus ligeras filosofías refrescan que, sobre todas las cosas, las parisinas nos recuerdan que el arte de ser mujer consiste en navegar y disfrutar nuestras contradicciones; en encontrar nuestra belleza en lo simple; en conectarnos con el gozo de vivir; en cultivar los detalles y en llevar un vestir que sea más que apariencia – que sea fuerza y espíritu.

– Leer más en: http://blog.nafnaf.com.co/content/el-arte-parisino-de-ser-mujer#sthash.SeQ1tL7c.dpuf

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *