Dulce Rebeldía

by
CABEZOTE_DULCE_REBELDÍA13DIC14
Contenido exclusivo para el Blog de Naf Naf, Le Style Naf Naf.

Aunque durante décadas las mujeres han podido atracar el armario masculino – usando, por ejemplo, pantalones, blazers, trajes, entre otros – pocas prendas en la historia de la moda han sido válidas tanto para mujeres como hombres.

Se diría que los jeans son aquella gran pieza que ha logrado unir a los sexos en el vestir a lo largo de las décadas. Pero uno de sus derivados, la chaqueta de denim, tiene también esa versatilidad de uso tan única que pueden compartir tanto hombres y mujeres.

Fotografías antiguas nos muestran a Marilyn Monroe, juguetona y sonriente, ante el lente de un fotógrafo, vestida así: delicada, femenina, con una chaqueta de denim. Años más tarde, un caballero del cine altamente apetecido, Robert Redford, sería fotografiado con la misma prenda, rudo y misterioso, sobre una motocicleta. James Dean haría la prenda parte de su repertorio de muchacho rebelde; Madonna, femeninamente transgresora, la adaptaría en los 80. Debbie Harry de Blondie, también. Jane Birkin, icono de los sesenta, se expone en sus fotografías a color con ella.

Yves Saint Laurent exclamó que entre sus deseos estaba el haber inventado los jeans. Para ellos usó palabras como: espectaculares, prácticos, relajados, despreocupados, cargados de expresión, modestia, sex appeal y simplicidad. Hecha del mismo material azul, resistente y flexible, las chaquetas denim tienen una cualidad difícil de atener en el universo de la moda: no importa el año, la temporada o el ciclo de tiempo, aún resultan relevantes. Con esa cualidad, encuentran otra cualidad más que caracteriza al estilo duradero: son materia de reinvención constante. Y por eso también se adaptan al carácter femenino: tienen la estampa de la rebeldía bajo el sello de la delicadeza.

Estampadas en los archivos de la historia, símbolos de la rebeldía de otras décadas, han resurgido en los ochenta como parte de ciertos géneros del rock y del pop, han adquirido la silueta de hombros dramáticos de los noventa. Han sido eslabones en el punk y en el hip hop; son pieza de ‘chicos malos’ y de chicas de estilo celebrado. Han sido también marca de las parisinas más chic, como Inés de la Fressange.

En las calles y en las imágenes que vemos en nuestras pantallas de hoy, se suman a esa orquesta visual de posibilidades y mezclas. Con vestidos lady y tacones filosos. Con jeans pitillo y aire urbano. Con vestidos blancos y tenis coloridos. Con encaje o con cuero. Con rosa o con negro. Las chaqueta de denim carga esa simplicidad del estilo cuya capacidad para reinventarse, a lo largo del tiempo, y con los usos más diversos, se convierte en algo eterno.

– Leer más: http://blog.nafnaf.com.co/content/dulce-rebeld%C3%ADa#sthash.CHJNDNQX.dpuf

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *