Déshabillé Chic

by

Screen Shot 2014-11-28 at 5.34.32 PM

Un ensayo maravilloso – sobre cómo los nuevos modelos de feminidad, durante el fin del siglo 19, causaban temores y amenazas entre los órdenes masculinos, en el arte, el teatro y la sociedad. La alta moda jugaba un papel fundamental en adelgazar los límites de lo que era chic entre distintas clases sociales, fructificando un nuevo glamour más resistente alasunto de la clase social. La Parisienne, o La Parisina, gran símbolo del chic francés expresaba también un modelo de feminidad madura en belleza y poco dócil en su deseo. La ‘femme fatale’ fue creada desde las más diversas corrientes- reflejo de la inseguridad masculina ante la amenaza de su virilidad: seductoras vampíricas, a las mujeres que habían sido concedidas educación y libertades se les acusó de ser gay; y estaba sobre todo, la New Woman – la nueva mujer, precedente de la mujer moderna – que trabajaba, fumaba, se cortaba el pelo, combinaba prendas masculinizadas de forma femenina. Pero esto es lo más bello y relevante aún hoy: “La Nueva Mujer, sin embargo, no era necesariamente andrógina, una lesbiana, una feminista o cualquier otro tipo de radical comprometida. Con frecuencia era una estudiante ambiciosa o una esposa infeliz que se hacía una pregunta radicalmente impertinente: Cómo puede una mujer rechazar ser propiedad sin renunciar al deseo de ser poseída?” — Una pregunta que aún compone los retos de la feminidad pensante y feroz.

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *