Tendencia: Accesorios Fantásticos

by

CABEZOTE-WEB-ACCESORIOS-FANTASTICOS-30AGOS14

Las tendencias siempre han sido una forma para que la moda se manifieste como una especie de deidad o de reina que ordena tiranías y permite inflexiones. Como tirana, la moda ha sido capaz de dictar normas cuyo quiebre implicaban, en otros momentos de su historia, grandes herejías de estilo. Antes, una tendencia era justo eso: una norma, una reglamentación a la que multitudes de mujeres se adherían como un credo místico y mayor.

Pero la moda refleja y moldea la historia, y con el tiempo, la reina tiránica ha pasado a ser una figura real más magnánima y generosa que hoy incluso alienta a que sus súbditas sean indulgentes con ser libres y creativas en nombre de ella. Desde los años 70 en adelante, las grandes normas se disolvieron, dando paso a un reino más libertario.

Antes, estar a la moda era adherirse a las normas o las tendencias, dictadas por las pasarelas, los árbitros de estilo, los diseñadores y las revistas, todos componentes del dominio de una gran y poderosa reina. Hoy, estar a la moda es una combinación de cosas, un esquema ambiguo donde hay tiranía y democracia, una mezcla generosa que incluye las tendencias del momento, las interpretaciones personales, la capacidad para ser ingeniosa y ecléctica y, en general, un balance entre las reglas de la industria y las amplias libertades individuales que concede nuestro tiempo.

Pero las tendencias son faros en un paisaje que es también un tema de comercio. En el mundo actual, las tendencias no son las normas estrictas de antes, sino guías que ayudan a ordenar una industria titánica que es cada vez más también un tema cultural.

Por eso, las tendencias son también índices de la cultura de una época. Si bien pueden ser espejo de la intensa búsqueda de la moda por el cambio y la novedad, también son símbolos de lo que nos motiva, de lo que creemos, de lo que añoramos – signos de la atmósfera de un tiempo particular. Que hoy las tendencias no sean tan rígidas es ya de por sí una pequeña muestra de las nuevas formas que ha tomado esa gran reina que es la moda, seguida siempre por millares de mujeres.

Las tendencias de hoy vienen de lugares más variados; de las pasarelas y las aceras, de las revistas y las pantallas de computadores y celulares. Se ven en los blogs y en la fotografía callejera. Se interpretan de manera individual y se observan como lo que son: patrones visuales y de comportamiento que se repiten hasta formar una cadena. Una tendencia puede hablar de un momento cultural o puede ser simplemente un apetito estético – una moda pasajera sin mucho fundamento.

Una de las más recientes – carteras en formas fantásticas, surreales, magníficas – habla sobre cómo la moda es capaz de apropiarse de las fuentes más diversas de la cultura para reinventarse. Los sobres de Olympia Le Tan, por ejemplo, que parecen libros y que evocan obras tan diversas como ‘Charlotte’s Web’, ‘Hansel y Gretel’ y ‘El Viejo y el Mar’, reflejan una moda con humor, irónica, simbólica, que puede considerarse también artística en su caprichosa inspiración.

Hay más figuras fabulosas: relojes, globos terráqueos, conchas de mar ensoñadoras, perfumeros, juegos de cartas e irónicos homenajes a McDonald’s. En la realidad, las portadoras de las carteras que parecen libros no están necesariamente leyendo sino cargando un símbolo, dramáticamente bello pero surreal. Y eso habla sobre cómo en nuestra moda circulan símbolos sin mucho contenido, con formas extraordinariamente bonitas que demuestran que la moda es juego y fantasía, artística ironía y que la sustancia no la pone la ropa o el accesorio, sino la mujer que los lleva.

– Leer más en http://blog.nafnaf.com.co/content/tendencia-accesorios-fant%C3%A1sticos#sthash.6XYEHsk4.dpuf

No tags 0

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *