REPORTE DE TENDENCIAS: NEW YORK FASHION WEEK

by

newyork-fashion-week

VANGUARD escrutó cuidadosamente las pasarelas de Nueva York. Estas son las conclusiones.

Vanessa Rosales

Volvemos a esa época del año. Los ojos se hinchan por el vertiginoso repertorio de desfiles. Con el fin de la Semana de la Moda de Nueva York queda el primer set de tendencias que anticipa lo que será objeto de deseo seis meses después.

No hubo en las pasarelas de Nueva York un espíritu tan vibrante como en temporadas recientes y algunos críticos se manifestaron poco impresionados por la presencia de señas de originalidad. Si fue posible ver, sin embargo, siluetas novedosas e interesantes. En algunos de los mejores shows se sintió  la notoria e influyente cadencia de Céline y Balenciaga.

Formas pulidas, limpias, ligeramente redondas y esculturales. Hay un fuerte matiz de siluetas de la clásica Alta Costura en interpretaciones más urbanas. El contraste de proporciones parece ser lo nuevo en términos de forma. Las boxy jackets, o chaquetas voluminosas – con hombros ligeramente redondeados y construcciones abultadas – parecen ser también el ítem obligado.

Triunfan los looks pulidos por su ángulo sofisticado. El cuero emergió en incontables expresiones, técnica y tonos. La colisión de elementos contrarios sigue siendo tan frecuente como lo es en la moda callejera que rodea las Fashion Weeks. Aún así fue, a grandes rasgos, una muestra sobria. Lo que triunfa: siluetas simples y pulcras conjugadas con detalles que reflejan una artesanía posmoderna.

Estas son las tendencias vistas por el lente VANGUARD.

No Comments Yet.

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *